LA TRASCENDENCIA DE UNA PALABRA

15 enero, 2024

Todo es skybalon cuando conocemos a Cristo.

El estudio de la Biblia requiere prestar atención al significado de las palabras y cómo un examen de esta naturaleza puede ayudarnos a destacar lo que el escritor bíblico buscaba comunicar. Desafortunadamente, en ciertas ocasiones, esto es imposible de notar en una traducción, por lo que la única manera de establecer el sentido de una palabra consiste en acudir al griego koiné, la lengua en la que se escribió el Nuevo Testamento. Por otro lado, en caso de que esto sea imposible, vale la pena fijarse en cómo otras versiones de la Biblia traducen el término estudiado. Permíteme ilustrar esto con el análisis de la siguiente palabra griega: skybalon, término que Pablo utiliza en Filipenses 3:8.

En la carta, Pablo advierte a los filipenses que no crean lo que algunos falsos maestros están enseñando (3:1, 2). Para Pablo, estos son mutiladores del cuerpo, lo que nos permite inferir que estos falsos obreros predican algún tipo de salvación basada en la obediencia a los requisitos de la ley de Moisés, lo que incluye el mandato de que cada cristiano varón sea circuncidado (3:2, 3). Esta enseñanza significaría que, a fin de ser salvo, el creyente no estaría depositando su confianza en Cristo sino en sus propios esfuerzos, llevándolo a enorgullecerse de aquello que, por sí mismo, ha conseguido (Rom. 3:21-31; Efe. 2:4-10).

Para Pablo, el enaltecimiento humano no tiene sentido cuando este se compara con lo que significa conocer a Cristo (Fil 3:4-11). En este contexto, Pablo pasa a detallar el currículo religioso que él tenía antes de conocer a Jesús, y que le permitiría, en sus propias palabras, poner su confianza en quién era y lo que había conseguido. El currículo es –sin duda– impresionante, pues enfatiza la superioridad étnica, social y religiosa que Pablo tenía sobre los falsos maestros (Fil 3:5, 6; Hech. 22:3; 26:4, 5). En otras palabras, el currículo de Pablo es superior al que estos impostores ostentan tener, y aun así Pablo no ha puesto su confianza en él.

Al contrario, todo aquello que en algún momento fue valioso para Pablo ahora ha perdido su valor, pues para él todo debe ser considerado como pérdida por amor de Cristo (Fil 3:7). El orgullo de Pablo, por lo tanto, no está cimentado en el valor de los privilegios religiosos que él informa haber tenido, sino en la justicia de Cristo, que es por la fe (Fil. 3:8, 9). Es más, Pablo afirma que, por causa del incomparable valor que para él tiene el haber conocido a Jesús, considera aquel currículo como algo desechable: “Por él lo perdí todo, y lo tengo por basura (skybalon), para ganar a Cristo” (Fil. 3:8).

El término griego skybalon se usaba en el mundo antiguo para referirse a cualquier material inútil o no deseado que era considerado basura. Esto implicaría no solo pensar en lo que lanzamos al basurero de la cocina, sino también en el excremento que los animales y los seres humanos biológicamente producen (ver Josefo, Guerra de los judíos, 5.13.7). Mientras la versión Reina-Valera traduce el término como “basura”, la Nueva Versión Internacional (NVI) y la versión Nacar-Colunga (NC) lo traduce como “estiércol”. Si bien en ambos casos el vocablo traducido conlleva el sentido de algo inútil, son la NVI y la NC las que subrayan con más fuerza lo que Pablo quiere comunicar. Esto es, que el esfuerzo humano como base para la salvación es tan inservible para Pablo como aquello que está dentro del basurero o en la letrina. Al mismo tiempo, esto también produce igual repugnancia que las heces, o cualquier material en descomposición y rodeado de moscas.

La importancia de estudiar una palabra en su idioma original nos genera una interpretación más cercana a lo que el autor bíblico (inspirado por Dios) quiso expresar. Cambiemos hoy la basura de este mundo (y de nuestro propio esfuerzo) por “el sublime valor de conocer a Cristo Jesús” (Fil. 3:8).

Artículos relacionados

UNA CUESTIÓN DE TIEMPO

UNA CUESTIÓN DE TIEMPO

Jesús y la señal del profeta Jonás. Cuando los escribas y los fariseos le pidieron a Jesús una “señal” de su identidad mesiánica, él les respondió: “Esta generación mala y adúltera demanda señal. Pero no le será dada otra señal que la del profeta Jonás. Como Jonás...

ACENTOS DIVERSOS

ACENTOS DIVERSOS

Escuchando y entendiendo al otro. Tal vez nunca hayas meditado en el hecho de que los personajes bíblicos hablaban con un acento distinto del nuestro, y que en muchos casos se comunicaban entre ellos con entonaciones fonéticas dispares. Hasta los idiomas empleados...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *