LA IGLESIA VIRTUAL

24 junio, 2022

¿Es bíblico reemplazar los cultos presenciales por las reuniones online?

Una de las realidades más claras del siglo XXI es que la tecnología está en todo lugar. Hay una accesibilidad al mundo entero desde cualquier dispositivo que se pueda conectar a Internet. Desde luego, esto representa un avance tecnológico que, en muchos casos, mejora la calidad de vida en la sociedad, facilita los servicios y abre la puerta a una nueva revolución: una revolución virtual. Esto ha sido una bendición para nuestra iglesia, mucho más en medio de la Pandemia, ya que se pudieron realizar cultos virtuales. Pero quiero compartir contigo dos aspectos preocupantes que debemos conversar:

1-El concepto de iglesia no cambia. A pesar de esta revolución virtual, desde la enseñanza bíblica, la iglesia es un cuerpo vivo, tangible, real, cuidado y velado por los dirigentes (discipulado), que crece y se ayuda entre sí (oportunidades de servicio). Obviamente, tú podrías pensar: “Brian, pero todo eso puede hacerse también de manera virtual”. Pero la Biblia explica que no se trata de “cumplir” con un contrato mutuo, se trata de ser un cuerpo (1 Cor. 12:12-27). Jesús ordenó que nos amáramos los unos a los otros (Juan 13:34-36). Pablo explicó que nos sometamos los unos a los otros (Efe. 5:21‑33); a los Tesalonicenses, los llamó a edificarse los unos a los otros (1 Tes. 5:11); a los Colosenses, les encomendó que se soportaran y perdonaran los unos a los otros (Col. 3:13-15); a los Hebreos, les mandó exhortarse los unos a los otros (Heb. 3:13).

Vez tras vez, en la Biblia hay una clara idea de que la iglesia es presencial y personal, donde puedas ser discipulado y puedas servir a otros. Entonces, ver predicaciones en YouTube o conectarte para ver predicaciones los fines de semana cuando podrías ir a congregarte no quiere decir que estás obedeciendo a Dios en tu asistencia a una iglesia local. La iglesia no se trata de ti; ni de tu comodidad, tus deseos, tu tiempo o tu preferencia. Cuando reemplazas a tu iglesia local por una “iglesia virtual”, eso refleja más tu deseo de hacer las cosas a tu manera que una necesidad de obedecer la Palabra de Dios (siempre y cuando uno tenga la posibilidad de congregarse).

2-Cuidado con los pastores que se convierten en “celebridades”. En nuestra generación, tenemos a grandes predicadores de la Biblia que son usados por Dios para cumplir la misión, pero si no son los pastores de nuestra iglesia local, no son nuestros pastores en todo el sentido del significado bíblico. Los pastores que puedes ver en tu celular, tablet, notebook o TV bendicen y edifican, pero no reemplazan la tarea del pastor de tu iglesia local. El pastor no es solo un predicador, es alguien que debe estar cerca de ti, conocerte y cuidarte (Hech. 8:28; 2 Tim. 2:24‑26; 1 Ped. 5:2-4).

Además, escuchar exclusivamente esta clase de predicadores hace que corras el riesgo de hacer de ellos ídolos, colocando al mensajero por encima del mensaje. Por eso, no reemplaces al pastor de tu iglesia local por pensar que no sabe tanto como el que ves en YouTube, o porque no es tan famoso como ellos.

Con estos dos aspectos que te planteo, no busco minimizar los beneficios de la tecnología, pero la “iglesia virtual” no puede suplantar a tu iglesia local (siempre y cuando tengas la posibilidad de congregarte). Si este es un hábito que habías adoptado, alimentado por la Pandemia, quiero invitarte a volver a lo que Dios te dice en su Palabra, y de esa forma disfrutar de la familia de Dios cómo él lo ordenó. Por eso, cierro con las palabras del apóstol Pablo en Hebreos 10:23 al 25: “Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca”.

Artículos relacionados

¿AMAS O TIENES MIEDO?

¿AMAS O TIENES MIEDO?

Solo en el Día de los Enamorados. Febrero es culturalmente conocido como el mes del amor, dado que el 14 se recuerda el “Día de los Enamorados”. La tecnología aumenta exponencialmente nuestra exposición al romance. Este invade nuestras redes sociales, encabeza cada...

MIRANDO HACIA EL COSTADO

MIRANDO HACIA EL COSTADO

¡Este hábito arruinará tu 2024! Comienza un nuevo año, y siempre es un buen momento para la reflexión y el análisis. Para algunos es algo más positivo; para otros, no tanto. Sin embargo, todos aprendemos de nuestras experiencias y nos encontramos con nuevas...

2 Comentarios

  1. Darius

    Tiene razón, la iglesia debe ser pastoreada, velada, sin embargo, hace seis años que asistimos a una nueva iglesia y hasta el momento no recibimos una visita presencial del pastor, pese a que vivimos a 800 metros del templo. En la pandemia por poco me voy al más allá, ni una llamada telefónica. Para el pastor no existimos,aunque teóricamente tiene los datos de mi familia y estamos registrados también en la escuela sabática.

    Responder
  2. Tomas

    Hola, necesito ayuda, sufrí muchas pérdidas cercanas, y siento que dios es mi única alternativa para recuperarme

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *