UN NUEVO COMIENZO

8 enero, 2024

Claves para que 2024 sea el año más feliz de nuestra vida.

Hermanos, ¿pueden mirar hacia atrás, hacia su vida durante el año pasado, y sentir satisfacción? ¿Han progresado en su caminar hacia el Cielo? ¿Han ido venciendo su orgullo de corazón y se están volviendo más humildes, más mansos, como Jesús, el hermoso Modelo a seguir?

Ha comenzado un nuevo año, y con el comienzo de este nuevo año debemos consagrarnos a Dios. Entréguense a él en alma, cuerpo y espíritu, para hacer su voluntad. Que todo el egoísmo, todas las faltas y pecados mueran con el año que termina. Comiencen este nuevo año para la gloria de Dios. Ruéguenle, mañana, tarde y noche, que les conceda un espíritu manso y humilde, un temperamento suave, una disposición afectuosa.

Vivan como nunca han vivido. Comiencen este nuevo año con nuevos sentimientos, nuevos deseos, y una firme determinación de glorificar a Dios.

Este año puede ser el más feliz de su vida; pueden hacer más bien a los demás de lo que nunca han hecho. Pueden ser un consuelo para sus padres y una bendición para todos los que los rodean. Comiencen bien el año, dedicándose a Dios. Dediquen una parte de su tiempo cada día a pedirle fortaleza, para que puedan resistir al mal, y vencer cada día, hasta que sea fácil orar y creer.

Que sus pensamientos se enfoquen menos en las cosas de la Tierra y más en las del Cielo. Cuando estén con sus amigos, hablen de Jesús en vez de su ropa y apariencia,

¿Aman a Jesús? Si es así, les gustará hablar de él. ¿Aman su pronta venida? Si es así, les encantará hablar de eso, ¿Les atrae el Cielo? Si es así, no podrán callarse. Hablarán de eso; porque siempre lo tendrán en la mente. Cuando se reúnan con sus amigos, estarán listos para conversar de lo que más les gusta y de lo que más piensan. Hablarán de sus esperanzas del Cielo, sus alegrías, sus perspectivas eternas, y entonces cuando se separen de sus amigos habrán sido beneficiados por relacionarse mutuamente. Tendrán una dulce satisfacción cuando se encuentren y cuando se separen, en lugar de un sentimiento vacío en el alma. […]

Es necesario tener una experiencia espiritual. Si aman a Jesús, su vida estará marcada por ese amor. Lo mostrarán a otros. No serán malhumorados. Deben velar y orar, y el Señor los ayudará a vencer. No descuiden su preciosa Biblia. Me duele el corazón al darme cuenta de lo poco que algunos aman su Biblia. Incluso algunos que profesan amar a Dios a menudo aman más los libros de cuentos y las historias ficticias que la Palabra de Dios.

Queridos hermanos, enfóquense en su destino eterno. Amen lo que Dios ama y que sus pensamientos se concentren en el Cielo. No permitan que la mente se llene de esta Tierra, de vanidad y orgullo. Tendrán pruebas, pero acudan a Jesús en busca de paciencia y fortaleza para que puedan mantener la victoria. Que su confianza esté plenamente en Dios. Recuerden que Jesús murió para salvarlos; ¿no pueden negarse a sí mismos por Jesús y por el bien de los demás?

Jesús ha ido a preparar mansiones para los que lo aman, para que donde él esté ellos también estén. Si son fieles, irán a esas mansiones benditas. Todo será alegría, belleza y hermosura. Allí nunca vendrán las pruebas. Allí nadie dirá: “Estoy enfermo”. El Cielo, dulce Cielo, será nuestro bendito y feliz hogar.

  

*Texto extraído de “A New Year”, The Youth’s Instructor, 1º de enero de 1856.

  • Elena de White

    Mensajera del Señor, escritora y predicadora, Elena de White (1827-1915) fue una de las organizadoras de la Iglesia Adventista. Entre sus muchos escritos se encuentran cientos de valiosas cartas.

Artículos relacionados

NUESTRA INFLUENCIA PERSONAL: UN DON AL QUE LE PRESTAMOS POCA ATENCIÓN

NUESTRA INFLUENCIA PERSONAL: UN DON AL QUE LE PRESTAMOS POCA ATENCIÓN

Cada ser humano posee una influencia que acerca a las personas a Cristo o las aleja de él. Cada acción y cada palabra de nuestra parte ejercen una influencia ya sea para bien o para mal. Esta influencia afecta el destino eterno de quienes se asocian con nosotros. El...

UN ERROR POPULAR

UN ERROR POPULAR

La inmortalidad del alma es uno de los grandes engaños de Satanás. Satanás comenzó sus engaños en el Edén. Le dijo a Eva: “No morirán”. Esta fue la primera lección de Satanás acerca de la inmortalidad del alma, y ha continuado con este engaño desde esa ocasión hasta...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *