“No pierdas tu tiempo preguntándote cómo pasó algo. Pregúntate cómo vamos a responder a eso que pasó”

Harold Kushner

Para algunos, el 15 de enero de 2021 la Casa Real del Reino Unido zozobró. Merlina, la cuerva de 14 años que había arribado a la Torre de Londres cuando era una pichona en 2007, desapareció de imprevisto. El temor se fundó en una antigua profecía apócrifa (acuñada en el siglo XVII, bajo el reinado de Carlos II), que establecía que el destino de Gran Bretaña estaba guardado en los picos de los cuervos que habitaban en la Torre de Londres. Si las aves se alejaran, el reino se desmoronaría. Sin embargo, pese a la partida de Merlina, aún quedaron otros siete cuervos. No es la primera vez que desaparecen estos animalitos alados. Algunos mueren, otros se van y otros son secuestrados, ¡como ocurrió una vez!

Si bien la mayoría de los británicos rechaza esta predicción, los cuervos que habitan allí están al cuidado del especialista en aves Christopher Skaife y tienen sus plumas de vuelo recortadas. Durante la Segunda Guerra Mundial, solo un cuervo sobrevivió a los bombardeos. Por eso, Winston Churchill ordenó que se trajeran más ejemplares, para aumentar la población. Ante todo, previsión. Por las dudas. A orillas del Támesis, nunca se sabe lo que pueda suceder.

¿Puede nuestro destino estar en los “picos de las aves”? ¿En qué cimentamos nuestros proyectos? ¿Cuál es nuestra hoja de ruta por seguir ante los desafíos?

A todos nos gustan los finales felices. Pero eso no siempre sucede. No le sucedió a Israel. Si hay algo que está explícito en la Biblia es que Dios no recompensa la rebelión de su pueblo. Nunca. Desde luego, eso no disminuye ni en un nanómetro su amor hacia nosotros.

El liderazgo de los tres últimos reyes de Israel fue bochornoso. Reinaron veinte años en total (2 Rey. 15:23-31; 17:1): Pekaías (dos años); Peka (ocho años); y Oseas (diez años). Tuvieron problemas de legitimidad, conspiraciones y altibajos. Fueron tiempos de inestabilidad política y espiritual. Al borde del abismo, los tres líderes decidieron dar un paso hacia adelante.

Leer 2 Reyes 17:7 al 23 aflige. Nos muestra un registro exacto de cómo fracasar cómo líderes. El breve manual está allí.

-Vers. 7: Pecaron contra Jehová, quien había obrado el milagro de sacarlos de Egipto. Esta es la chispa que encendió el derrumbe. El pecado es nuestro mayor enemigo. Nunca inocuo, siempre inicuo.

-Vers. 8: Anduvieron en los estatutos de las otras naciones. Las malas decisiones nos llevan a operar tan en ridículo que llegamos al punto de imitar un estilo de vida insano.

-Vers. 9: Como si lo anterior no bastara, tuvieron pecados secretos. Si bien un líder debe brindar una imagen positiva, también debe resguardar su alma y saber que es dirigente aun cuando nadie lo está mirando. El pecado es pecado, sea público o privado.

-Vers. 10-12: Levantaron estatuas de ídolos por todos lados y los adoraron. Todo aquello que ocupa el lugar que se debe dar a Dios (sea lo que fuere) se convierte en un ídolo.

-Vers. 13: No escucharon a los profetas de Dios, que pacientemente una y otra vez les hablaron: “Volveos de vuestros malos caminos, y guardad mis mandamientos y mis ordenanzas, conforme a todas las leyes que yo prescribí”.

-Vers. 14-23: Todos llegaron a lo más bajo consultando a adivinos y entregando a sus hijos en el fuego en ritos macabros y paganos.

Así, el reino de Israel fue llevado cautivo a Asiria hacia el año 722 a.C.

Dios puede usar un cuervo para sustentarnos (1 Rey. 17:6) y como ejemplo para reducir nuestra ansiedad (Luc. 12:24). Pero de ningún modo un “ave” configura nuestro futuro. El camino del éxito es la obediencia a Dios y la fidelidad a Dios. Así, nuestro liderazgo no tambaleará.

Revisemos cada día este manual, de modo que no nos ocurra lo mismo.

Sobre el Autor

Es Licenciado en Teología y en Comunicación Social. Además, tiene una maestría en Escritura creativa. Es autor de los libros “¿Iguales o diferentes?”, “1 clic” y “Un día histórico”. Actualmente es editor de libros, redactor de la Revista Adventista y director de las revistas Conexión 2.0 y Vida Feliz, en la Asociación Casa Editora Sudamericana.

Publicaciones Relacionadas

Responder a Comentario

Tu correo electrónico no sera publicado.