Una institución al servicio del bienestar integral.

El 25 de diciembre de 1865, Elena de White recibió una visión en Rochester, Nueva York, sobre la Reforma Prosalud. En esta visión, se le mostró que la iglesia necesitaba establecer su propia institución del cuidado de la salud. Ella presentó lo que había visto en el congreso de la Asociación General de mayo de 1866. Los dirigentes recibieron su instrucción y pidieron el establecimiento de una institución tal. Para el 10 de julio, se había comprado un terreno de casi 2,4 hectáreas, así como una casa grande y relativamente nueva, al juez Benjamin F. Graves, que fue remodelada para el instituto. Un edificio adicional se levantó pronto, y se instalaron las cañerías y el equipamiento para proveer un tanque de agua, salas de baños, de curaciones y de fomentos.

De este modo, el 5 de septiembre de 1866 se abrió el Instituto de Reforma Prosalud Occidental, a cargo del Dr. Horatio S. Lay, y su nombre muy pronto fue acortado a Instituto de Reforma Prosalud. Ubicado en Battle Creek (Michigan, EE.UU.), fue la primera institución adventista de salud. El propósito del instituto era tratar las enfermedades empleando remedios naturales, y educar a los pacientes acerca de la Reforma Prosalud.

El espacio era lo suficientemente grande como para albergar entre cuarenta y cincuenta pacientes, y tuvo un gran éxito inicial. El alojamiento, la comida y el tratamiento estaban disponibles por un monto de ocho a catorce dólares por semana, y un examen personal costaba cinco dólares. Las instalaciones pronto llegaron a estar colmadas. Lay hizo planes para una expansión de 25.000 dólares, pero como las promesas financieras demoraban, le pidió a Elena de White que escribiera en forma más completa lo que había visto en su visión, a fin de fortalecer el apoyo financiero. Poco después se le mostró a Elena de White en visión que no debían ampliar todavía el edificio. Más tarde ese año, la Legislatura de Michigan aprobó una ley para la organización legal de las instituciones médicas, y el 9 de abril de 1867 se constituyó legalmente el Instituto de Reforma Prosalud.

Elena de White escribió amplios consejos para las autoridades del instituto y lo visitó como paciente. A comienzos de la década de 1870, cuando el instituto afrontó una crisis financiera, James White tomó a su cargo la administración el tiempo suficiente como para recobrar su estabilidad financiera. En 1872, Elena de White redactó un panfleto, The Health Reform and the Health Institute, poniendo sus consejos previos en perspectiva, porque algunos los habían usado mal.

En agosto de 1876, John H. Kellogg fue puesto a cargo del instituto, y los directores invitaron a James White y a Orrin B. Jones a regresar a Battle Creek para construir un edificio nuevo, que en 1877 llegó a ser el Sanatorio Médico y Quirúrgico de Battle Creek, comúnmente abreviado como Sanatorio de Battle Creek.


Extraído de Michael W. Campbell y Jean Davis, “Instituto de Reforma Prosalud”, en Enciclopedia de Elena G. de White (Buenos Aires: ACES, 2020), pp. 984, 985.

Responder a Comentario

Tu correo electrónico no sera publicado.