Las frutas, en general, son alimentos beneficiosos para mantener una buena salud. El pomelo, en particular, presenta aspectos positivos que vale la pena destacar.

Es una fruta que aporta muy pocas calorías, debido  a su baja concentración de azúcar en comparación con otras frutas. Esto lo hace recomendable para dietas que requieran restricción de azúcares.

Por su aporte de fibra, contribuye a generar una sensación de saciedad y modera el apetito. Estudios científicos han demostrado que el consumo de pomelo antes de ingerir otros alimentos modula favorablemente los niveles de insulina en la sangre, y es un factor de prevención de la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2.

Es una fuente muy valiosa de vitaminas A y C, así como de potasio, tiamina, folato y magnesio. Contiene también otros poderosos antioxidantes como licopeno, beta caroteno y flavonoides; así como zinc, hierro y cobre, minerales que actúan juntos reforzando las defensas y manteniendo la integridad y la buena salud de la piel y las mucosas. 

Un aspecto para tener en cuenta es que el pomelo tiene sustancias que pueden hacer más lento el metabolismo de ciertas drogas. Por eso, es recomendable que las personas en tratamiento farmacológico consulten con su médico para asegurarse de que la medicación sea compatible con el consumo de esta fruta.

Por su multitud de beneficios, el pomelo es una de las frutas más saludables. Para aprovechar mejor sus virtudes, recomendamos preferir su consumo como fruta natural antes que en jugos, sobre todo si son envasados o procesados.

Puedes encontrar esta receta y muchas más en el recetario Sano y sabroso: Recetas fáciles para lucirse. Puedes comprarlo en el sitio web de ACES.


Ensalada con pomelo y mango

Ingredientes:

  • 2 pomelos medianos o uno grande.
  • 1 mango chico, firme (casi verde).
  • ½ taza de hojas de cilantro o perejil.
  • ½ taza de hojas de menta.
  • 4 tazas de hojas de berro o rúcula.
  • ½ taza de maní tostado sin sal.
  • ½ taza de ciboulette picado.

Vinagreta aromática:

  • 1 cda. de jengibre fresco rallado.
  • 1 cda. de azúcar integral.
  • 3 cdas. de jugo de limón o vinagre de arroz.
  • 1 cdta. de semillas de hinojo. 
  • 2 cdas. de aceite de sabor neutro.
  • ½ cdta. de sal.

Preparación:

  1. Colocar todos los ingredientes de la vinagreta en una cacerola pequeña, calentar a fuego suave sin dejar que hierva hasta que se disuelva el azúcar y se liberen los aromas. Dejar enfriar la vinagreta. 
  2. Pelar el pomelo hasta la pulpa, retirando las partes blancas. Con un cuchillo, cortar los segmentos entre las membranas. Cortar los gajos en 2 o 3 partes cada uno.
  3. Pelar el mango y cortarlo finamente, como palitos de fósforos.
  4. Lavar y trozar las hojas verdes, y mezclarlas con las frutas.
  5. Rociar con la vinagreta y esparcir los maníes tostados, picados groseramente, y el ciboulette picado encima.

Responder a Comentario

Tu correo electrónico no sera publicado.