Ingredientes:

1/2 taza de semillas de girasol.

1 cucharada de aceite de oliva.

Agua (cantidad necesaria).

1 cucharada de levadura nutricional (opcional).

Jugo de limón.

Sal marina.

Modo de preparación:

Remojar durante la noche las semillas de girasol. Una vez remojadas, procesar todos los ingredientes junto con un poco de agua (la cantidad necesaria de agua variará según la textura que se le quiera dar al paté).

Ideal para sándwiches, canapés, o como sustituto del queso en la pizza.