CUANDO LLEGA EL FINAL

 “Veo al final de mi rudo camino, que yo fui el arquitecto de mi propio destino” (Amado Nervo). La Nochebuena de 1734 ardió, aciaga, en el palacio Real Alcázar de Madrid. Las llamas no solo se llevaron... Leer más