¿Usamos azúcar? ¿O mejor edulcorante? ¿Qué es mejor para cuidar nuestra salud? La respuesta es: ¡Ninguna de las dos cosas!

El azúcar se convirtió en un enemigo de la alimentación saludable debido a los excesos en su consumo.

Por su parte, los endulzantes irrumpieron en el mercado mostrándose como muy saludables y hasta presentan una variada gama de productos para niños, adultos, y especialmente para diabéticos.

Sin embargo, recientemente, la Organización Panamericana de la Salud incluyó a los edulcorantes en la lista de nutrientes críticos, como el sodio, el azúcar y las grasas saturadas.

Distintos estudios han comprobado que los edulcorantes dañan la flora intestinal y afectan el metabolismo de la glucosa. Por lo tanto, ya no podemos decir que sean tan inofensivos como pensábamos que eran.

Entonces, ¿cómo endulzamos la vida?

Prueba con estas recomendaciones:

  1. Estevia 100% natural: Su dulzor deriva de las hojas de una planta llamada Stevia Rebaudiana. Debemos observar con cuidado que no tenga otros componentes asociados, para asegurarnos de que estamos usando un producto realmente natural.
  2. Miel: Contiene antioxidantes, vitaminas (B, C, D y E) y numerosos minerales, como hierro cobre, fósforo, potasio, calcio, magnesio, zinc y manganeso. Además de ser muy sabrosa y suponer un excelente suplemento del azúcar, lo ideal es no superar las dos cucharaditas al día.
  3. Melaza: Es una sustancia espesa, dulce y de color oscuro que queda como residuo de la cristalización del azúcar de caña. Es una opción de edulcorante, ya que proporciona nutrientes como vitamina B6 y minerales como el magnesio, calcio, cobre, hierro y potasio. Cuanto más oscura sea la melaza de caña, más nutrientes tiene.
  4. Dátiles: Contienen una gran cantidad de fibra dietética que ayuda a enlentecer la absorción del azúcar. Son ricos en antioxidantes. Estas frutas deliciosas contienen calcio, azufre, hierro, potasio, fósforo, manganeso, cobre y magnesio. RA

Sobre El Autor

Chef especialista en cocina saludable, diplomada en Orientación y Salud Integral.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Nestor Carro

    El problema es conseguir estevia natural. Yo soy diabetico, compre estevia en sobresitos y cuando lei los componentes veo que tienen azucar agregada. Siempre que un producto es virtuoso cae en manos inescrupulosas. «Y LOS CONTROLES DONDE ESTAN» La que yo compre la venden con la marca «SUCARIL»

    Responder

Deja un comentario: