Stephanie Bustos de Middleton, asesora pedagógica del Portal de Educación, en la ACES.

Stephanie Bustos de Middleton, asesora pedagógica del Portal de Educación, en la ACES.

Responde: Stephanie Bustos de Middleton

1. ¿Qué maneras productivas existen para aprovechar el receso invernal con los niños?

Durante el período de vacaciones, es normal que las rutinas cambien, que haya modificación en los horarios y las actividades. Aun así, es necesario que se establezcan normas que no modifiquen los hábitos trabajados en los niños. Las vacaciones proporcionan tiempo necesario para dialogar de forma más fluida entre la familia.

Muchos niños dicen que se aburren en el período de vacaciones; esto es del todo normal, ya que durante el año escolar tienen horarios y actividades estructurados. Como padres, debemos valernos del aburrimiento como momento propicio para que los niños desarrollen su creatividad. Al ser el aburrimiento una situación desagradable, los niños tendrán que idear actividades que les proporcionen entretenimiento, y aprender a planificar su tiempo libre. “Algunos padres dedican mucho tiempo y atención a divertir a sus hijos; pero debe enseñárseles a divertirse solos, a ejercitar su propio ingenio y habilidad” (Elena de White).

2. ¿Qué actividades se pueden hacer para que las vacaciones sean divertidas y educativas?

Lo ideal sería que la familia pudiera salir a un parque, playa, montaña, u otro lugar en contacto con la naturaleza. Elena de White menciona: “A fin de que los niños y los jóvenes tengan salud, alegría, vivacidad, y músculos y cerebros bien desarrollados, deben estar mucho al aire libre, tener trabajo y recreación bien regulados”.

En lugar de tareas escolares, se aconseja abordar otros aprendizajes, como dibujar, pintar, hacer deporte, aprender un idioma, potenciar la expresión escrita; además de que es el momento para aprender ciertas tareas del hogar e ir adquiriendo responsabilidades desde pequeños.

Al divertirse sanamente, aumenta en los niños los niveles de endorfinas, que crean un estado de bienestar, mejoran el humor, promueven la calma, entre otros beneficios. Se los dispone, así, a enfrentar el curso escolar con una mejor actitud. RA

Deja un comentario: