Murió Robert S. Folkenberg, ex presidente de la Iglesia Adventista

En Navidad recordamos el nacimiento de Jesús. Es una fecha que implica alegría y gozo. Pero, en este caso, también se impregna de tristeza, dado que en la pasada Nochebuena Dios llamó al descanso al Pr. Robert S. Folkenberg, quien fuera presidente de la Asociación General entre 1990 y 1999. El Pr. Folkenberg estaba por cumplir 75 años y falleció luego de una larga lucha contra el cáncer.

“El pastor Folkenberg estaba lleno de ideas creativas e innovadoras sobre la obra de la iglesia y el evangelismo”, dijo Ted N. C. Wilson, actual líder mundial. “Como presidente de la Asociación General, alimentó con decisión la obra misionera mediante los medios de comunicación, tanto para las actividades de la iglesia como en el evangelismo, y fue un pionero en el uso de Internet para las comunicaciones dentro de la estructura eclesiástica”.

Por eso, como líder en los albores del siglo XXI, impulsó el uso de nuevas tecnologías para brindar información y capacitación a fin de mejorar el aspecto global de la misión. En este sentido, introdujo CompuServe, precursor de la World Wide Web, lo que hizo que la Iglesia Adventista fuera la primera confesión religiosa en usar esa tecnología.

Pero, fundamentalmente, el Pr. Folkenberg tenía un gran sentido de evangelismo y misión. Así, durante el período que sirvió como presidente mundial, apoyó la iniciativa Misión Global, programa que hizo posible el establecimiento de miles de nuevas iglesias en el mundo.

“No podríamos haber tenido mayor apoyo para Misión Global que el que brindó Robert Folkenberg”, destacó Michael L. Ryan, el primer director de Misión Global. El Pr. Ryan recuerda que el Pr. Folkenberg solía decir: “La participación en Misión Global no es opcional”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tal vez Robert Stanley Folkenberg (nacido el 1º de enero de 1941 en Santurce, Puerto Rico) se haya contagiado de ese impulso por la misión gracias a sus padres, que eran misioneros en el mencionado país cuando él nació. Cursó su educación primaria en Puerto Rico y en Cuba, y completó su formación en California.

Luego, se formó en el colegio de Newbold (Inglaterra) y en la Universidad Andrews, en Míchigan, Estados Unidos. También allí, en 1963, completó una maestría en Nuevo Testamento.

Inició su ministerio en la División Interamericana. Fue primero pastor en Panamá (1966-68), más tarde director de Mayordomía de la Asociación de Panamá (1968), presidente de la Misión de Honduras (1970), secretario (1974) y presidente de la Unión Centroamericana (1975). En 1980 se convirtió en asistente del presidente de la División Interamericana. Trabajó en los Estados Unidos como presidente de la Asociación de Carolina (1985-1990), antes de ser elegido como presidente de la Asociación General.

Una curiosidad de este hombre de Dios era su adhesión a los aviones. El Pr. Folkenberg era un experimentado piloto y tenía licencia como piloto para aeronaves de monomotor o de motores múltiples, para helicóptero comercial. Voló más de dos mil horas, la mayor parte de ellas en América Central y el Caribe.

El Pr. Folkenberg falleció a la 13:35 del jueves 24 de diciembre, rodeado por su familia en su hogar de Winter Haven, Florida, Estados Unidos. Sus días finales estuvieron llenos de paz, según relató su hija, Kathi Folkenberg Jensen, que es enfermera.

“Hoy, cuando lo estuvimos atendiendo, nos sonrió”, escribió el 21 de diciembre en su Facebook. “Cuando mi madre me preguntó por qué sonreía, susurró que estaba feliz porque estaba en paz. Alabo al Señor por mi padre, por su sólida fe en su Salvador, y la bendita seguridad de la salvación que podemos tener gracias a Jesús y su sacrificio”.

Fotos: Adventist Archives.

Deja un comentario: