Quienes reciban el sello de Dios quedarán afianzados en la verdad y serán inconmovibles. Serán semejantes a Cristo en carácter y obedecerán todos sus mandamientos. La observancia del domingo aún no representa la marca de la bestia, pero lo será cuando sea impuesta por la ley del Estado. Solo cuando la cuestión haya sido expuesta claramente ante la humanidad, y esta haya sido llamada a elegir entre los mandamientos de Dios y los mandamientos de los hombres, será cuando los que perseveren en la transgresión recibirán la marca de la bestia.

Textos bíblicos

“Vi a otro ángel que subía del este con el sello del Dios vivo. Y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, quienes habían recibido poder de dañar la tierra y el mar, y les dijo: ‘No dañen la tierra […] hasta que sellemos en sus frentes a los siervos de nuestro Dios’ ” (Apoc. 7:1-3, NRV-2000).

“Después vi otra bestia que subía de la tierra. Tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como un dragón […] y hacía que la tierra y sus habitantes adorasen a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. […] Y ordenaba que a todos […] se les ponga una marca en la mano derecha o en la frente; y que ninguno pueda comprar ni vender, sino el que tenga la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre” (Apoc. 13:11-17, NRV-2000).

“El tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios […]. Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Apoc. 14:9-12).

“Habiendo creído, fueron sellados con el Espíritu Santo prometido, quien es la garantía de nuestra herencia, hasta que lleguemos a poseerla, para alabanza de su gloria” (Efe. 1:13, 14, NRV-2000).

Espíritu de Profecía

“Nadie hasta ahora ha recibido la marca de la bestia. El tiempo de prueba no ha llegado aún. Hay cristianos verdaderos en todas las iglesias, sin exceptuar la comunidad católica romana. Nadie es condenado hasta que haya tenido la luz y haya visto la obligación del cuarto Mandamiento. Pero, cuando se ponga en vigencia el decreto que ordena falsificar el sábado, y el fuerte clamor del tercer ángel amoneste a los hombres contra la adoración de la bestia y su imagen, se trazará claramente la línea entre lo falso y lo verdadero. Entonces los que continúen aún en transgresión recibirán la marca de la bestia” (Manuscrito 51, 1899 [El evangelismo, cap. 8]).

“La observancia del domingo no es aún la marca de la bestia, y no lo será sino hasta que se promulgue el decreto que obligue a los hombres a santificar este falso día de reposo. Llegará el tiempo cuando este día será la prueba; pero aún no ha venido” (Manuscrito 118, 1899 [Eventos de los últimos días, cap. 15]).

“Dios ha dado a los hombres el sábado como una señal entre él y ellos, como una prueba de su lealtad. Los que, después de recibir la luz concerniente a la Ley de Dios, continúen desobedeciendo y exaltando las leyes humanas por encima de la Ley de Dios, en la gran crisis que está delante de nosotros recibirán la marca de la bestia” (Carta 98, 1900 [El evangelismo, cap. 8]).

¿Ya los leíste?

Eventos de los últimos días
Elena de White
Cap. 15: “El sello de Dios y la marca de la bestia”.

La marca distintiva
Shawn Boonstra

Adquiérelos en editorialaces.com

Responder a Comentario

Tu correo electrónico no sera publicado.