Champiñones, portobello, shiitake, girgolas… cualquiera que sea su variedad, los hongos se encuentran entre los alimentos más deseados por los chefs del mundo, ya que su delicado sabor mejora considerablemente cualquier receta.

Nutricionalmente hablando, los hongos son un alimento de bajo valor calórico y alto contenido de fibra, proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes. Los hongos criados con exposición a luz ultravioleta contienen buenas cantidades de vitamina D, que es indispensable para la fijación del calcio en los huesos y mejora el sistema inmune.

El tipo de fibra soluble que contienen favorece la salud cardiovascular. También ayudan a regular los valores de azúcar en sangre. Son ricos en vitaminas del complejo B, que además de tener un efecto antioxidante mejoran la salud de la piel, del sistema digestivo y del sistema nervioso.

Además, dos tercios de taza de hongos cocidos contienen tanto potasio como 1 banana mediana. El potasio presente en los hongos es fundamental para el funcionamiento del corazón, de los músculos y del sistema nervioso.

Los hongos son una deliciosa manera de reemplazar la carne en las recetas ya que su textura y su sabor hacen que el plato mantenga sus características originales. Esto es importante tanto para quienes desean bajar de peso como para quienes desean evitar el consumo de carnes sin reducir el aporte nutricional que estas proveen. Se pueden agregar crudos en una ensalada o sobre una pizza, saltearse con ajo para una guarnición o prepararse en este riquísimo strogonoff que  compartimos hoy contigo. Puedes encontrar esta receta y muchas más en el recetario Sano y sabroso: Recetas fáciles para lucirse.

Strogonoff de hongos

Ingredientes:

  • 1 taza de semillas de girasol.
  • ½ cdta. de sal.
  • 2 cdtas. de mostaza.
  • ¼ taza de jugo de limón.
  • 1 y ½ tazas de agua.
  • 1 cda. de aceite de oliva.
  • 800 g de hongos frescos fileteados.
  • 2 cebollas moradas picadas.
  • 4 dientes de ajo machacados.
  • 2 cdtas. de pimentón dulce.
  • 1 puñado de perejil fresco.
  • 1 y ½ tazas de arroz integral cocido, para acompañar.

Preparación:

  1. Licuar las semillas de girasol junto con la sal, la mostaza, el jugo de limón y el agua hasta formar una crema liviana, y reservar.
  2. Calentar una olla, agregar el aceite de oliva y los hongos frescos. Dejar que se cocinen, sin revolver, hasta que se evapore el líquido de cocción.
  3. Añadir la cebolla picada y los dientes de ajo. Cocinar unos minutos hasta que la cebolla esté traslúcida.
  4. Añadir el pimentón y una pizca de sal.
  5. Verter la crema de girasol sobre la preparación, mezclar muy bien y dejar cocinar a fuego suave durante 25 minutos, hasta lograr la consistencia deseada.
  6. Servir el strogonoff como acompañamiento de arroz integral hervido y esparcir perejil picado encima.

Responder a Comentario

Tu correo electrónico no sera publicado.