¿Qué hacer en las plataformas digitales durante el día de reposo?

Vivimos en una generación en la que no es aceptable estar desocupado. Por eso, siempre tenemos que estar haciendo algo, y siempre tenemos nuestra lista de tareas y usamos aplicaciones para organizar las actividades, todo en búsqueda de la productividad: hacer más en menos tiempo. Pero ¿qué sucede con las plataformas digitales en el día sábado? ¿Es correcto utilizarlas? ¿Hay algunas que sí y otras que no? ¿Depende de alguna razón o motivo? 

Antes de viajar juntos a través de las líneas de este artículo, quiero que sepas que el objetivo de este no es decirte qué hacer y qué no hacer. No. Lo que busco es ayudarte a pensar por ti mismo buscando siempre la voluntad de Dios. 

Y, para esto, quiero que leamos Isaías 58:13 y 14, que dice: 

“Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado”.

Si bien hay mucho para hablar sobre este pasaje, quiero centrarme en una palabra clave: “venerar”. ¿Qué crees que significa? Déjame ayudarte un poco: dentro de los sinónimos de venerar, se encuentran los siguientes: “adorar”, “reverenciar”, “respetar”, “honrar”. 

Eso es lo que nos pide Dios con su día santo, que lo honremos. Entonces, la pregunta que debes hacerte el día sábado es: Mis actividades en las redes o las plataformas digitales durante el sábado ¿son realmente para la honra de Dios? Y tú dirás: Pero, Brian, ¿cómo sé qué es lo que honra a Dios?

Mira, aquí no se trata de hacer algo o no porque un pastor me lo dijo. Eso sería formalismo, una mera religiosidad basada únicamente sobre la autoridad humana. Lo que necesito tener en claro es el principio de la honra a Dios y, a partir de ello, desarrollar un pensamiento crítico y reflexivo para evaluar si lo que hago, los lugares que visito y las conversaciones que mantengo son –o no– para su gloria.

Con esto aclarado, entonces, vuelvo a la pregunta: “Y ¿cómo sé lo que honra a Dios?” Presta atención a esta parte que es fundamental que entiendas, y hasta te diría que lo leas de forma detenida: Cualquier actividad que tenga el propósito de darte un conocimiento más profundo del carácter de Dios, de sus obras, de sus caminos o de su voluntad, o que sirva de conducto por medio del cual el amor de Dios pueda llegar al corazón y a la vida de nuestro prójimo, es una honra para Dios. 

Por lo que la próxima vez que estés subiendo historias o estados, realices una publicación, estés en una videollamada, interactúes en los comentarios, leas un posteo, artículo, o libro digital, estés viendo las historias y los estados de los otros, converses en tu grupo de WhatsApp, partícipes de un evento online, de alguna transmisión en vivo, veas alguna película, veas videos de reels en Instagram TV o TikTok, te deslices por tu perfil de Twitter, estés “matando tiempo” en el explorador, estés viendo posteos en Instagram, Facebook o YouTube, escuchando algún tema musical o realizando alguna otra actividad en las redes; pregúntate: Esto ¿tiene el propósito de darme un conocimiento más profundo del carácter de Dios, de sus obras, de sus caminos o de su voluntad, o sirve de conducto por medio del cual el amor de Dios pueda llegar al corazón y a la vida de mi prójimo? RA

Responder a Comentario

Tu correo electrónico no sera publicado.