¡Llegaron las vacaciones, y los pequeños están en casa! Por eso, debemos armar panoramas recreativos, de modo que los días de descanso no se vuelvan caóticos.

A continuación, comparto unos consejos para invitar a los más pequeños a entretenerse y a aprender en la cocina:

Elige recetas fáciles y sencillas de preparar, adecuadas para los niños. No uses recetas muy elaboradas, que puedan desanimarlos.

Lleva a tu hijo a hacer las compras al supermercado. Puedes aprovechar esta instancia para educar respecto de diferentes ingredientes y también darle lecciones de economía, tan necesarias en nuestra sociedad.

Llévalo a ferias donde haya muestras de alimentos de otros países. Hoy es más fácil que prueben y huelan frutas de distintos lugares.

Permite que los niños estén en la cocina. Para algunas familias, esto es causa de ansiedad, como si fuera el lugar más peligroso de la casa. Prefieren que estén mirando la televisión o frente a la computadora.

Dale a tu hijo tareas claras y específicas, antes de empezar a preparar una receta. Deja que los niños hagan las tareas menos riesgosas, como mezclar, remover, batir, decorar, añadir, etc.

Este es el mejor momento para educar a los niños y enseñarles a comer sano. Es la instancia para que aprecien la comida casera hecha con amor, y vean el trabajo que hay detrás de cada una. Así, mantendrán el hábito cuando crezcan.

Deja que los niños prueben, toquen… y se manchen. No temas a los huevos rotos, y tampoco que derramen algo. Supervisa su trabajo, pero no les exijas demasiado. La práctica les enseñará a ser más cuidadosos.

Enseñar a los hijos cómo hacer algo toma tiempo, pero valdrá la pena cuando veas el orgullo y la habilidad que adquirieron. Por supuesto, no olvides las lecciones de limpieza y pulcritud mientras se van realizando las tareas. ¡La cocina es un buen lugar para enseñar y aprender! RA


PANQUEQUES DE BANANA

Ingredientes:

  • 2 bananas (plátanos).
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • Aceite de coco o de oliva.

Elaboración:

  • Pelar y moler las bananas. Añadir la cucharadita de canela. En un bol, batir los huevos con un batidor e incorporarlos a las bananas molidas. Unir bien.
  • En una sartén antiadherente, poner una cucharadita de aceite de coco y volcar cucharadas de la mezcla, de un mismo tamaño. Dar vuelta cada panqueque con una espátula después de tres minutos, y dejar cocer por unos dos minutos más. Retirar y reservar en un plato con papel absorbente.
  • Servir con unas gotas de miel… ¡Y a disfrutar!

Deja un comentario: