10 FORMAS DE SACARLE EL MAYOR PROVECHO A LOS «10 DÍAS DE ORACIÓN»

1

Los materiales para los 10 días de oración se encuentran en Internet: http://www.adventistas.org/es/mujer/10-dias-de-ayuno-y-oracion/ . Ya sea que los hagas solo, o con tu iglesia o tus amigos, te animamos a descargar los materiales. Al hacerlo, estarás uniéndote a otros alrededor del mundo que están participando de lo mismo.

2

Si tu iglesia no participa de los 10 días de oración, puedes invitar a familiares o a algunos amigos cercanos para que se unan contigo a fin de tener un momento especial de oración en cada uno de los diez días. Escriban motivos especiales por los cuales orar y elévenlos a Dios en oración, todos juntos, reclamando sus promesas.

3

Si bien es mejor reunirse en persona, no siempre es posible. Una alternativa podría ser unirte a otros con una llamada de oración cada día, usando el teléfono o servicios de llamadas por Internet como Skype. Existe un servicio adventista de video llamado flocktoc.com [basado en Google Hangouts] que también puede ser una forma genial de hacer videollamadas para conversar y orar con amigos y Grupos pequeños.

4

Para compartir las bendiciones de la oración con otras personas, puedes pasar puerta por puerta en tu vecindario y preguntarles a tus vecinos si quisieran que oraras por ellos sobre algo en particular. Quizás algunos te den la espalda, pero verás que muchos serán receptivos. Esto también puede ser una oportunidad para encontrar personas que desean conocer más de Jesús.

4

Piensa en otras formas originales de orar con otros en estos diez días. Algunos armaron una carpa de oración en exposiciones de salud y lugares públicos. Otros abrieron las puertas de su iglesia a las 5 a.m. para los que querían tener un momento de meditación y oración personal, y a las 6 a.m. realizaban reuniones de oración matutinas.

5

Piensa en otras formas originales de orar con otros en estos diez días. Algunos armaron una carpa de oración en exposiciones de salud y lugares públicos. Otros abrieron las puertas de su iglesia a las 5 a.m. para los que querían tener un momento de meditación y oración personal, y a las 6 a.m. realizaban reuniones de oración matutinas.

6

En algunas iglesias se escribían pedidos de oración, y estos eran colocados dentro de globos que luego eran inflados y repartidos entre los miembros para que oraran por los pedidos de otras personas.

7

El último día de los 10 días de oración, algunas iglesias decidieron hacer un retiro espiritual o una fiesta “ágape” en la que pasaban tiempo juntos y tenían un servicio de consagración. Si no estás participando con una iglesia, podrías hacer esto por ti mismo o con tus familiares.

8

Otras iglesias, el último día de oración, comenzaron un programa de treinta días de oración intercesora, en el que se animó a los miembros a orar durante treinta días por tres personas que no se reúnen con la congregación. En esos días, los pastores y los miembros hicieron visitas, compartiendo a Cristo y haciendo nuevos amigos. Los miembros también aprendieron a dar estudios bíblicos para fortalecer a los nuevos creyentes y ayudarlos a permanecer en la iglesia. Al hacer esto, esos miembros fueron capacitados para servir en la iglesia. Podríamos seguir con muchas otras ideas creativas para los 10 días de oración.

9

Ya sea que lo hagas solo o con tu iglesia, lo más importante es que dediques un tiempo especial para orar. Recuerda que toda oración sincera es escuchada, y que cuando decides apartarte de las distracciones de la vida para enfocarte en hacer crecer tu relación con Dios, podrás sorprenderte por lo que Dios realizará.

10

No hay ningún problema si decides apartar un tiempo para orar en otra fecha. Cuandoquiera que te tomes ese tiempo, las bendiciones de Dios llegarán. De hecho, dedicar periódicamente ciertos días para orar y ayunar podría llegar a ser un estilo de vida.

Deja un comentario: