Es un vegetal que pertenece a la familia de las coles. 

Después de leer esto, no debería abandonar nunca tu mesa…

60 g de kale, lo que equivaldría a un tazón, aporta:

Vitamina A: 206% de la dosis diaria recomendada.

Vitamina K: 684% de la dosis diaria recomendada.

Vitamina C: 134% de la dosis diaria recomendada.

Vitamina B6: 9% de la dosis diaria recomendada.

Manganeso: El 26% de la dosis diaria recomendada.

Calcio: 9% de la dosis diaria recomendada.

Cobre: 10% de la dosis diaria recomendada.

Potasio: 9% de la dosis diaria recomendada.

Magnesio: 6% de la dosis diaria recomendada.

Contiene un 3% o más de la de la dosis diaria recomendada de vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B3 (niacina), hierro y fósforo.

En esta cantidad tenemos 33 calorías, 6 gramos de carbohidratos (2 de los cuales son fibra) y 3 g de proteína.

Ingredientes:

  • 4 tazas de kale.
  • 2 papas cocidas.
  • 1 cebolla morada.
  • 1 palta.
  • Limón.
  • Sal, pimienta.
  • Aceite de oliva .

Preparación:

Lavar y quitar el tallo del kale, trocear con las manos el resto de la hoja. Disponer el kale picado en un bol, agregar las papas ya cocidas cortadas en parmentier (cubos de 2 cm), la cebolla morada cortada en juliana, la palta cortada en cuartos, y condimentar con limón y aceite de oliva, y servir.

Deja un comentario: