Las Malvinas constituyen un archipiélago conformado por dos islas grandes, llamadas Soledad y Gran Malvina, y un centenar de islas pequeñas, situadas en el Atlántico Sur a unos 600 kilómetros de las costas patagónicas. El archipiélago ocupa un área de 12.170 kilómetros cuadrados, y cuenta con una población de aproximadamente 2.200 habitantes, de ascendencia mayormente británica, más unos 2.000 militares. En lo religioso, predomina el anglicanismo, aunque también hay católicos.

Es singular el hecho de que el primer adventista en trabajar en las islas fue el colportor Clair A. Nowlin, en 1893. En ese momento, Nowlin informó de un “éxito excelente” en la venta de libros adventistas, incluyendo El conflicto de los siglos, de Elena de White.

Pioneros - Octubre 2016Aparentemente, ningún otro adventista visitó las islas hasta 1933 o 1934, cuando llegó Roy Chamberlayne, un colportor inglés. Él vendió allí libros grandes y pequeños, y en abril de 1934 informó  que una señora viuda mayor había comenzado a guardar el sábado.

Chamberlayne había llegado a Trelew (provincia de Chubut, República Argentina) en 1930. Había abrazado el adventismo por medio de la lectura de publicaciones adquiridas en Tierra del Fuego, a un estudiante del Colegio Adventista de Chile. Se bautizó en Inglaterra y regresó como colportor a la Patagonia argentina. Recorrió Ushuaia (provincia de Tierra del Fuego), y durante un año visitó a los habitantes de las Islas Malvinas. Chamberlayne encontró que en algunas casas había ejemplares del libro El conflicto de los siglos, vendidos por Nowlin cuatro décadas atrás.

Por su parte, la denominada Unión Austral, que comprendía las repúblicas de Argentina, Paraguay y Uruguay, había votado enviar un colportor misionero a las islas tan pronto como fuera posible, y autorizó a W. F. Miller, presidente de la Misión de Magallanes, a visitar las islas en 1930 y 1936. Pero no hay registro de que cualquiera de estas visitas se haya realizado.

La historia nos lleva a noviembre de 1974. En esta fecha, el Pr. Benoní Cayrus, director de los departamentos de Relaciones Públicas y Mayordomía de la Unión Austral, se convirtió en el primer pastor adventista en visitar las Islas Malvinas. Permaneció en ellas nueve días, y el sábado 16 de noviembre condujo el primer bautismo: se trataba de Christopher R. Spall, hijo de una enfermera misionera que trabajaba en África. Spall, de origen británico, vivía en Puerto Stanley desde hacía siete años, donde tenía una lechería

Escribió el pastor Cayrus: “Ayer, sábado 16 de noviembre de 1974, frente a una playa solitaria, en las frías aguas del Atlántico, fue bautizado el Hno. Spall”. Él había quedado huérfano de padre en su niñez. Su madre conoció la Iglesia Adventista, se unió a ella y llegó a ser misionera en África.

Cuando Christopher se trasladó a las islas, ya no practicaba el cristianismo. Su trabajo en el tambo iba bien, pero él enfermó. Entonces comenzó a leer el Nuevo Testamento, y sintió que Dios lo llamaba otra vez. Su madre lo alentó a la distancia. Dios comenzó a contestar a sus oraciones. Con el deseo de obtener publicaciones para compartir su fe, escribió a la Asociación General, en los Estados Unidos.

La Review and Herald publicó su pedido, y sus lectores comenzaron a enviarle revistas y libros en cantidad suficiente para entregar a cada habitante de las islas. Después de su conversión, escribió al programa radial “La Voz de la Profecía”, en Inglaterra, manifestando el deseo de ser bautizado.

Luego de su bautismo, grabó un corto mensaje para el presidente de la Unión Austral, Pr. José Tabuenca: “Este es el momento más feliz de mi vida: vino el pastor Cayrus y fui bautizado”.

El primer pastor adventista en visitar las islas concluyó su informe con estas palabras: “Mañana, Dios mediante, regresaré a la Argentina continental. Doy gracias al Señor porque, a pesar de todas las dificultades que se interpusieron, se pudo hacer esta visita a las Islas Malvinas, se celebró el bautismo del primer adventista del lugar, y pude saber que el Hno. Spall distribuye regularmente publicaciones en 140 hogares, y que hay interesados que siguen las lecciones de la Escuela Radiopostal”. RA

Deja un comentario: