Por Ernestine Finley

Las investigaciones demuestran la importancia de una dieta vegetariana en la reducción del riesgo de cáncer, otra causa principal de muerte. Los resultados de estos estudios nos refieren a la dieta original dada por Dios en el Jardín del Edén en la Creación.

“Existen poderosas evidencias de que el cáncer se relaciona con el ambiente y que la dieta es un factor de gran importancia, quizás el principal factor ambiental”.

El epidemiólogo británico Richard Doll cree que los alimentos ocupan el primer puesto entre los causantes del 35% del total de los tumores. “El Dr. Gio B. Gori, antiguo director adjunto del National Cancer Institute [Instituto Nacional del Cáncer], cree que el 30% del cáncer en las mujeres y el 40% del cáncer en los hombres son el resultado de una dieta pobre, con alto contenido en azúcar y grasa”.

Ingredientes:

  • 2 tazas de garbanzos secos, enjuagados
  • 1 cebolla picada
  • 3 dientes de ajo, machacados
  • 1 cucharadita de hojas de coriandro picadas o molidas
  • ¼ taza de perejil desecado, picado fino
  • 1 cuharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/4 taza de harina
  • Aceite de oliva

Modo de preparación:

Cubrir los garbanzos con agua. dejar en remojo durante la noche. procesar los garbanzos en una licuadora hasta obtener una pasta fina. Agregar las especias y la harina. Formar bolitas pequeñas de aproximadamente 3 cm de diámetro. Achatarlas con un tenedor. Saltear de ambos lados hasta que estén doradas.RA

Deja un comentario: