RA Junio 2016 - Con el especialista

Responde: Ariel Sergio Gómez, médico especialista en Clínica Médica (SAP). (MN 111939 -MP 8906.)

Responde: Ariel Sergio Gómez

1. ¿Qué recaudos debemos tomar para prevenir los resfríos?

La exposición escolar y laboral, el tabaquismo y las enfermedades crónicas previas son factores de riesgo, mientras que el ejercicio físico, una alimentación equilibrada y un descanso adecuado son factores de protección.

Algunas maneras sencillas de prevenir el resfrío son: mantener los ambientes ventilados, fomentar el lavado de manos frecuente (para prevenir la transmisión del virus), incorporar una buena calidad nutricional, realizar una actividad física regular y tener hábitos positivos que brinden un buen descanso nocturno. La cesación tabáquica es fundamental entre quienes fuman.

2. ¿Cuáles son los remedios naturales que pueden ayudar a aliviar los síntomas?

Reposo, una hidratación abundante, evitar el consumo de lácteos y, muy especialmente, de azúcares refinados tanto en la forma de postres como de bebidas comerciales. También son útiles las infusiones con limón y miel, o ensaladas con cebolla cruda, aunque no contamos con estudios que puedan comprobar en qué proporción.

Por el contrario, el uso muy difundido de vitamina C en formulaciones comerciales no ha demostrado beneficios ni para prevenir episodios ni para mejorar el cuadro ya establecido.

3. ¿Cuál es la utilidad de antibióticos y antigripales?

Es un tratamiento dirigido a atenuar los síntomas, que suelen durar entre tres y diez días. Los analgésicos comunes pueden aportar bienestar durante el período de recuperación, pero no curan la enfermedad. Por otro lado, la automedicación con antihistamínicos, descongestivos nasales, antigripales y jarabes para la tos es frecuente, pero pone en riesgo la salud de las personas, ya que la mayoría de estos fármacos aportará poco beneficio, y agregará el riesgo de efectos adversos que, dependiendo del individuo, pueden ser potencialmente serios. El uso de antibióticos es inútil, ya que los resfríos (y también las gripes) son producidos por virus, y los antibióticos están diseñados para combatir las bacterias.RA